Abr, 2021

Las relaciones comerciales entre España y Arabia Saudí van más allá de los contratos militares millonarios con la empresa pública Navantia. Tal y como se demostró con la visita de Felipe VI a Riad en noviembre de 2016, dónde consiguió la firma de un contrato para la empresa Navantia valorado en más de dos millones de euros para fabricar cinco corbetas Avante, destinadas a reforzar las capacidades de la armada saudita.

Pese a la controversia social, el 12 de Julio de 2018, Navantia oficialmente firmó un contrato con el Gobierno de Arabia Saudí, convirtiéndose en el contrato más grande de la empresa con un cliente extranjero. Además, coincidiendo con el inicio de la intervención militar de Arabia Saudí en 2015 en Yemen, el Gobierno Español autorizó el suministro de municiones y bombas a Arabia Saudí por 24,4 millones de Euros, algo que se convertirá en norma los siguientes años.

Las corbetas Avante son buques de guerra con capacidad para el aterrizaje y transporte de helicópteros de combate, cuentan con un sistema de combate integrado, cañones de distintos calibres, dirección de tiro, sistema de misiles SAM con 1 lanzador vertical, sistema de misiles SSM con 2 lanzadores cuádruples, torpedos ASW con 2 lanzadores triples y elementos de guerra electrónica.

Sus características hacen que estos buques de guerra dispongan de una utilidad evidente en escenarios bélicos. SU uso para realizar bloqueos marítimos en Yemen que alimenten la estrategia militar saudí en este conflicto es evidente. Las corbetas Avante de Navatia se incluyen en la Categoría 9: buques de combate, de material de uso militar de la UE y de España. Todos los productos que aparecen categorizados por la Ley 53/2007 sobre el control de comercio exterior de material de defensa y de doble uso y por la Posición Común de la UE deben seguir un proceso de autorización o denegación basado en ochos criterios que tienen como objetivo evitar exportaciones de material de defensa a países en los que pueda ser
utilizados para generar situaciones de violencia o inseguridad. En el caso de la venta de estas 5 corbetas (y de cualquier otro armamento) a Arabia Saudita, parece como mínimo evidente el incumplimiento del criterio 2 (respecto a los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario), del criterio 3 (existencia de tensión o de conflicto armado) y del 4 (estabilidad y seguridad regionales).