La empresa militar y de seguridad privada (EMSP) Modi’in Ezrachi con sede en Tel Aviv, aporta servicios de seguridad en numerosas infraestructuras de la ocupación israelí en Palestina. Sus contratistas de seguridad privada están presentes en checkpoints, asentamientos ilegales y el tren ligero que conecta Jerusalén Oeste con los asentamientos de Cisjordania. En estos contextos, Modi’in Ezrachi registra numerosas vulneraciones de Derechos Humanos que incluyen ejecuciones extrajudiciales de mujeres y exceso de uso de fuerza contra menores. La empresa se encuentra en la lista en la Base de Datos de Naciones Unidades (A/HRC/43/71) de empresas con actividades ilícitas en los asentamientos israelíes de los Territorios Ocupados Palestinos.