Los muros invisibles de la ocupación. La trazabilidad de los productos de Magal Security Systems en las cadenas de suministro de la (ciber) seguridad en Israel y Palestina

Empresas, Informes, Publicaciones

Oct, 2020

Magal Security Systems es una transnacional israelí líder mundial en sistemas perimetrales, vallas inteligentes y sensores de detección de intrusos. Tiene una fuerte penetración en el mercado español, a través de su filial Magal S3 España y sus productos han sido instalados en aeropuertos (El Prat de Llobregat en Barcelona, Reus en Tarragona, Melilla, Zaragoza, Málaga), puertos (Tarragona, Ceuta…), infraestructuras críticas del gobierno (como el Centro de Experimentación de El Arenosillo en Magazón) y otros sectores industriales (Red Eléctrica de España S.A, infraestructuras de Enagas o Endesa). 

Los sistemas de Magal Security Systems han sido instalados en 170km de PIDS (Perimeter Intrusion Detection) en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados por valor de 15 millones de dólares. Magal también ha instalado sus PIDS en los asentamientos ilegales de Ariel, Alfei Menashe, Karnei Shomron, Shilo, Geva Binyamin (Adam), Tzofim, Shaked, Giva’at Ze’ev, Oranit e Itamar en Cisjordania.  

La investigación señala vulneraciones en la cadena de suministro de Magal, como que los productos ciberseguridad producidos por su subsidiaria Senstar Corporation, incluyen la tecnología Smart-M de Mer Group incluida en el informe A/HRC/43/71 de Naciones Unidas de empresas con actividades económicas en los asentamientos ilegales de los TPO.  Además, el propietario último de Magal, FIMI Opportunity Five es un fondo israelí recibe capital de 4 inversores (Bank Leumi, Bank Mizrahi, Bank Hapoalim, Israel Bank Discount) con actividad económica en los asentamientos ilegales en los TPO. A su vez, FIMI invierte en empresas (Tahal Group, Mer Group, G1 Secure Solutions, Amiad y Rivulis) con actividad económica también en asentamientos israelíes en los TPO. 

Las actividades de Magal no sólo contribuyen a la promoción y mantenimiento de los asentamientos ilegales israelíes en Cisjordania y Este de Jerusalén, sino que usan esa experiencia como claim de marketing. Su antiguo CEO, Saar Koursh, ha llegado a señalar en múltiples ocasiones la Franja de Gaza como el salón de exposición más grande de sus productos, afirmando que “Todos pueden presentar un bello Powerpoint, pero pocos pueden mostrar un proyecto tan complejo como el de Gaza que se ve constantemente puesto a prueba”.