L3 Technologies

Responsable de torturar a presoners iraquians a Abu Ghraib

L-3 Technologies es una de las empresas militares y de seguridad privada más importantes del mundo. La empresa está especializada en sistemas de escáner de rayos X; modernización aeronáutica y embarcaciones; sistemas de monitoreo y análisis de datos; sistemas de radio y comunicación por satélite; sistemas de precisión de combate; servicios de seguridad y protección; apoyo operacional. Entre sus filiales se encuentran Titan Corporation y Military Professional Resource Inc (MRPI).

L-3 Technologies fue una de las empresas que más se benefició de los contratos de seguridad de Estados Unidos durante la ocupación de Iraq en 2003, conjuntamente con otras empresas, también norteamericanas, como Halliburton y KBR. Uno de esos contratos fue la provisión de servicios de traducción en los interrogatorios de reclusos en la prisión de Abu Ghraib bajo la supervisión de miembros del ejército.

Los escándalos relacionados con los interrogatorios vejatorios y denigrantes en 2004 en Abu Ghraib, desveló que los traductores de las empresas L-3/Titan Corp. y CACI participaron en los casos de tortura de los prisioneros. Ese mismo año, 256 iraquíes denunciaron a ambas empresas, por tortura y tratos denigrantes, ante Tribunales en Estados Unidos a través de la «Ley de reclamación por agravios contra extranjeros» (ATCA – Alien Tort Claims Act).

De los 3 procesos judiciales abiertos, en el caso «Al-Quraish et al. V. Nakhla et al», en el año 2012 L-3 Technologies indemnizó a 71 iraquíes con 5,28 millones de dólares a través de un acuerdo extra-judicial permitido por el juez[1]. Este proceso extra-judicial supervisado por el juez demuestra la responsabilidad de la empresa por los hechos ocurridos. Este es el primer caso en que una empresa militar y de seguridad privada acepta su responsabilidad por vulneración flagrante de los derechos humanos[2].

En Cataluña y el resto del Estado español, L-3 Technologies ha vendido sus sistemas de seguridad de rayos X en aeropuertos y edificios gubernamentales. Concretamente, durante el periodo en que la empresa se encontraba incurso de un proceso judicial, 2004 a 2012, la Generalitat de Cataluña adquirió estos sistemas de seguridad para sus edificios gubernamentales.

[1] Para más información ver: www.business-humanrights.org/en/engility-formerly-part-of-l-3-communications-pays-5-million-to-settle-lawsuit-alleging-torture-filed-by-iraqis-held-at-abu-ghraib-prison

[2] Vahlsing, M., 2012, “Abu Ghraib detainess reach settlement in historic lawsuit against military contractors”. Disponible en: www.earthrights.org/blog/abu-ghraib-detainees-reach-settlement-historic-lawsuit-against-military-contractors  (Acceso: 30/10/2017)

Photo by Justin Norman, used here under a Creative Commons BY-NC-SA license.