Israel Chemicals Ltd. (ICL)

ICL es un grupo empresarial israelí con gran implantación en Cataluña a través de la empresa ICL-Iberia (conocida popularmente como Iberpotash). En la comarca del Bages, ICL Iberia explota las minas de Súria y Sallent desde 1998, y ha tejido una gran red empresarial, de inversión e incluso de apoyo a una parte del tejido social, deportivo y educativo catalán, que le proporciona aún más capacidad de lobby ante las instituciones. La actividad empresarial de ICL-Iberia no sólo ha creado un grave impacto medioambiental y de deuda a Cataluña, sino que tras su empresa matriz con sede en Tel Aviv, se esconden complicidad con graves violaciones de Derechos Humanos y un claro posicionamiento militarista.

Como demuestra este informe, ICL ha vendido durante años fósforo blanco para proyectiles en Estados Unidos, proveedor del ejército israelí y cómplice del uso de este tipo de proyectiles contra zonas densamente pobladas de Gaza que han causado decenas de muertos y heridos. A su vez, la empresa ICL apoya de manera abierta y visible la militarización del conflicto, contribuyendo no sólo al negocio de las armas incendiarias, sino financiando directamente diversas actividades y unidades del ejército israelí.

Este informe considera que la empresa ICL es cómplice de la militarización del conflicto en Oriente Próximo, aprovecha el conflicto para el beneficio empresarial y que contribuye negativamente a encontrar una solución pacífica y justa del conflicto. Por estas razones, las instituciones públicas y privadas catalanas deberían evitar colaborar y romper relaciones con ICL, dado las implicaciones que tiene aceptar, mantener e incluso facilitar las actuaciones de esta empresa en Cataluña.

Lee el informe completo