Indra

El Instituto Nacional de Industria (INI), entidad estatal española, creó en 1989 Indra a través de la fusión de INISEL, grupo público, y la CESELSA, corporación privada, con el objetivo de agrupar todo el sector electrónico e informático de la industria pública. En ese momento la empresa estaba participada por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (40%), corporaciones empresariales (40%) y el sector bancario (20%). Desde su creación, Indra generaba pérdidas de forma continuada hasta 1999. Con la empresa saneada y empezando a obtener beneficios, la Administración de José María Aznar vendió sus participaciones estatales a varios accionistas privados. Paralelamente, el Ministerio de Defensa de España encarga el desarrollo electrónico de la mayoría de su armamento en la empresa. En 2006 y 2007, Indra adquiere las empresas Azeria y Soluciona pasando de 6.360 trabajadores en 2000 a más de 31.000. En los últimos 10 años la empresa ha crecido de forma ininterrumpida con una tasa de crecimiento de 344%[1] 

Indra es una empresa estratégica para el Reino de Marruecos en el desarrollo de las vías de transporte del país a nivel de pasajeros, pero también de materias primas de sus territorios. Marruecos, no obstante, considera parte de su territorio el Sáhara Occidental, contraviniendo el Derecho Internacional que afirma que el Sáhara Occidental es un territorio pendiente de descolonización y, por tanto, Marruecos no tiene soberanía legítima sobre ese territorio, ni su población ni sus recursos naturales. En este sentido, una de las razones fundamentales para entender la ocupación del Sáhara Occidental por parte de Marruecos, es el beneficio económico que extraen de la explotación de sus recursos naturales, concretamente fosfato, arena, pescado, entre otros. Las aguas adyacentes del Sáhara Occidental son uno de los caladeros más ricos de todo el mundo con productos marinos de alta calidad como el pulpo con un alta demanda y precio en el mercado global. El desarrollo de las infraestructuras desde Marruecos hasta el Sáhara Occidental está orientados al transporte de esas materias primas. Puertos, carreteras, aeropuertos, líneas aéreas, etc, son piezas estratégicas en la matrix extractivista en el Sáhara Occidental, un sistema de explotación de recursos naturales que no reporta ningún beneficio para la población saharaui que vive bajo la ocupación.

[1] Pozo., Alejandro, Simarro, Camino., Sabaté, Oriol. 2014. Defensa, Seguridad y Ocupación como Negocio. Relaciones comerciales militares, armamentísticas y de seguridad entre España e Israel. Novact. Pp. 45

Empresa matriz

Indra

Situación legal de la empresa y filiales

Con C.I.F. nº A-28599033, tiene su domicilio social en Madrid, y está inscrita en el Registro Mercantil de Madrid

Año de fundación

1993

Sede Central y datos de contacto

Sede central:

Alcobendas, Madrid (España)

Datos de contacto:

Madrid: Avenida de Bruselas nº 35, 28108 Alcobendas (Madrid). Telf: (+34) 914 805 000.

Barcelona: Indra Software, Indra Business, Indra EMAC, Indra Comunicaciones, Indra Consultores y Indra Sistemas. www.indracompany.com

Recientemente han abierto un nuevo centro tecnológico en Sant Joan Despí (https://www.indracompany.com/es/noticia/indra-inaugura-centro-tecnologico-especializado-sant-joan-despi)

Número de empleados

40.020 según el informe anual de 2017 (https://www.indracompany.com/sites/default/files/2_cuentas_anuales_consolidadas_2017.pdf)

Área económica o ámbito de actuación empresarial

Desarrollo de soluciones tecnológicas integrales en los ámbitos de transporte, gestión de tráfico aéreo, defensa y seguridad, ciberseguridad, energía, industria y consumo, procesos electorales, telecomunicaciones y Media, sanidad, servicios financieros y sector público, y transformación digital a través de la unidad de negocio Minsait.

Actividad concreta en Defensa / Seguridad: Vigilancia de fronteras, seguridad ante amenazas de armamento NRBQ (Nuclear, Radiológico, Biológico, Químico); ciberseguridad, mando y control, sistemas radar, defensa electrónica, comunicaciones militares, simuladores de vuelo, centros de gestión de emergencias, seguridad en infraestructuras públicas, drones y actividades en el sector espacial aportando satélites.

Actividad en el Estado Español

Indra tiene una intensa actividad económica en España en los ámbitos anteriormente citados. Trabaja tanto con clientes privados como públicos. Indra es uno de los principales proveedores del Ministerio de Defensa. Indra es también la principal empresa adjudicataria para la construcción de vallas en la frontera de Ceuta y Melilla. Entre 2004-14 recibió 27 millones de euros del Ministerio de Interior (Grasso, Danielle. 2015. “ACS, Indra y Ferrovial se llevan 8 de cada 10 euros las vallas de Ceuta y Melilla”. El Confidencial. 19 Septiembre. Disponible en: elconfidencial.com/espana/2015-09-19/acs-indra-ferrovial-coste-obras-mantenimiento-vallas-ceuta-y-melilla_1018417/ ) 

Actividad económica en el Sáhara Occidental y Marruecos

-Implantación de un sistema de gestión para comunidades portuarias marroquíes en consorcio con la empresa Portel;

-Otorga apoyo en sistemas de combate a la Corbeta SIGMA y la fragata FREMM de la flota marroquí; 

-Proporciona apoyo para el ejército marroquí a través del suministro de radios tácticas desde hace más de 30 años;

– Gestión y control del primer túnel de la red principal de carreteras de Marruecos, en la autopista Marrakech-Agadir;

-Implantación del sistema de gestión Da Vinci para la red ferroviaria;

– Provisión sistemas de navegación aéreos para los aeropuertos marroquíes de Agadir además de Safi y Ifrane.

– Ampliación de la red de comunicaciones por satélite para la gestión del tráfico aéreo de Marruecos, incluyendo los aeropuertos de El Aaiún y Dajla en los territorios ocupados saharauis.

Otras informaciones relevantes de la empresa

Indra controla el 80% de la Sociedad Española de Misiles (Inmize) y es la filial española de la principal empresa fabricante de misiles a nivel europeo (MBDA) y participa en el grupo europeo aeroespacial y defensa EADS (desde 2014 Airbus). Indra desarrolla proyectos en más de 140 países, cuenta con una red de 75 centros distribuidos en 46 países, y mantiene filiales en Estados Unidos, Alemania, China, Australia y Brasil.

Durante 2017 su beneficio neto aumentó un 82% respecto el año anterior, ascendiendo a 127 millones de euros. https://www.indracompany.com/sites/default/files/180227_np_indra_resultados_2017.pdf 

Desde 1992 hasta 2011, Javier Monzón ha dirigido la empresa. A partir de ese momento fue sustituido por Fernando Abril-Martorell, hijo del ex-ministro de economía de la UCD. En Cataluña, Indra está dirigida por Manuel Brufau, hermano de Antoni Brufau, actual presidente de Repsol, anteriormente de Gas Natural y Director general del grupo La Caixa.

Los principales accionistas de Indra son: Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (20,14%), Corporación Financiera Alba (11,32%), Fidelity Management Research (10.14%), T. Rowe Price Associates (3,23%) y Schroders Plc. (3,45%). El 51,72% de acciones restantes se distribuye en “Otros accionistas” que según Indra no superan individualmente el 3%.

La empresa Indra ha desarrollado e implementado, con la empresa PORTEL, un sistema informático llamado “Red Sea Horse” para facilitar la gestión de las comunicaciones en el ámbito portuario[1]. De esta forma se permite a los distintos actores de la comunidad portuaria de Marruecos interactuar electrónicamente y agilizar gestión de escalas, el movimiento de mercancías y el tránsito de pasajeros. Este apoyo ha sido posible gracias a un contrato adjudicado por la Agence Nationale des Ports que asciende a 4 M€. Esta agencia marroquí considera marroquíes los puertos del El Aaiún, Boujadour y Dajla[2]. Por tanto, el sistema “Red Sea Horse” se implementa también en estos puertos con el objetivo de agilizar y mejorar la gestión portuaria para el transporte de las materias primas que se espolian de los Territorios Ocupados Saharauis.

En esta línea, en el transporte marítimo y la pesca de los recursos marinos en las aguas del Sáhara Occidental, es fundamental el control marítimo por parte de la flota militar marroquí. Marruecos ha incorporado en los últimos años múltiples navíos de guerra que refuerzan su poderío militar[3]. Indra es también un socio de confianza para la Marina marroquí, proporcionando sistemas de combate a la Corbeta SIGMA y la fragata FREMM.  También proporciona apoyo para el ejército marroquí a través del suministro de radios tácticas desde hace más de 30 años.

En cuanto a las infraestructuras de carreteras de Marruecos, en el año 2010, Indra dio apoyo al país africano para la gestión y control del primer túnel de la red principal de carreteras de Marruecos, en la autopista Marrakech-Agadir tras adjudicarse un contrato con Autoruoutes du Maroc (ADM) por importe de 6 M €. Con 230 kilómetros, la autopista Marrakech-Agadir unirá Norte y Sur de Marruecos y permitirá reducir en dos horas el trayecto entre estas dos importantes ciudades marroquíes, haciendo más accesible Agadir y favoreciendo la industria y los intercambios comerciales en la zona, entre estos intercambios comerciales encontraremos productos pescados en territorio ocupado. Agadir es uno de los principales puertos de Marruecos en materia de pesca. Muchos barcos marroquíes y europeos que faenan en el Sáhara Occidental realizan los desembarcos del pescado en Agadir. Por esa razón, se ha desarrollado una gran industria de conserveras y de congelación de los productos marinos. Miles de empresas tratan y manufacturan el pescado para luego ser transportadas hacia Europa y otras regiones del mundo. Muchas de estas empresas son marroquíes con inversión española como los casos de Discefa[4] o Frigoríficos Camariñas[5].

En el ámbito aeronáutico, Indra provee sistemas de navegación aéreos para los aeropuertos de Agadir, Safi y Ifrane[6]. También ha dado apoyo al despliegue de nuevos radares en Marruecos y modernización del centro de control de Agadir[7]. ONDA, la Oficinal Nacional de Aeropuertos marroquí, adjudicó el pasado 2015 a Indra[8] los contratos para el despliegue de radares de vigilancia del tránsito aéreo en tres emplazamientos distintos, así como para la modernización del centro de control de Agadir, por un precio en torno a los 10 millones de euros. La compañía tecnológica desplegará en Agadir una estación con un radar primario y un radar secundario que de forma combinada ofrecen la máxima capacidad de detección e identificación de aeronaves. Asimismo, la multinacional implantará un radar secundario en Safi y otro en Ifrane, de las mismas características que el de Agadir, para reforzar el control de movimientos en su espacio aéreo. Este apoyo reforzará el transporte de materias primas desde el aeropuerto de Agadir hacia otros aeropuertos internacionales.

Indra lleva colaborando con Marruecos desde el año 2002 y también ha colaborado en la ampliación de la red de comunicaciones por satélite para la gestión del tráfico aéreo de Marruecos, así como la cobertura de vigilancia del espacio aéreo marroquí. En el año 2009[9] se adjudicó un contrato de ONDA para ampliar en una segunda extensión, la red satelital que consiste en la implantación de tres estaciones adicionales en zona ocupada, en los aeropuertos de las ciudades de El Aaiún, Es-Semara y Dajla. Las ciudades de El Aaiún y Dajla son lugares clave para el transporte del producto marino. Esta complicidad es especialmente relevante teniendo en cuenta la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) del 30 de noviembre de 2018 que el Acuerdo de Aviación entre la UE y Marruecos no puede incluir el territorio geográfico del Sáhara Occidental ya que no tiene soberanía sobre el mismo[10]. El TJUE reconoce que el Frente Polisario podría interponer una demanda individual como afectado “si el Acuerdo relativo a los servicios aéreos fuera aplicable al territorio del Sáhara Occidental”. Las compañías aéreas como Transavia, Binter o Royal Air Maroc que operan entre la UE y los aeropuertos de El Aaiún y Dajla ya no tienen sustento legal para mantener dichas operaciones[11]. En este sentido, la red de comunicación por satélite desarrollada por Indra para el Reino de Marruecos contribuye a esta complicidad y, por tanto, alimenta las violaciones del Derecho Internacional en relación con la cuestión del Sáhara Occidental.

[1] Información corporativa de la empresa Indra: www.indracompany.com/es/noticia/indra-implantara-marruecos-gestion-comunidades-portuarias-4-m

[2] Para más información ver: www.anp.org.ma/Services/Pages/Portdumaroc.aspx?reg=7 

[3]CFB; SDF (Ed.), CODINA, E.; DÍAZ-BODOQUE, C.; SERRA, X.; y SIERRA, J. (2019). Los tentáculos de la ocupación: Informe sobre la explotación de los recursos pesqueros del Sáhara Occidental en el marco de la ocupación del Estado marroquí. ODHE; Shock Monitor. Barcelona.

[4] Para más información ver ficha DISCEFA en www.odhe.cat 

[5] ODHE, Shock Monitor (2019), Op. Citada.

[6] Ver información corporativa de la empresa: www.indracompany.com/watmc2016/downloads/Newsletters_Landing/Morocco-PSR_&_MSSR_mode_S_radars.pdf

[7] Para más información ver: www.europapress.es/economia/noticia-indra-desplegara-nuevos-radares-marruecos-modernizara-centro-control-agadir-20151022122836.html 

[8]Para más información ver: www.asdnews.com/news-64365/indra_to_deploy_new_radars_in_morocco_and_modernize_the_agadir_control_center.htm 

[9] Información corporativa de la empresa. https://www.indracompany.com/es/noticia/marruecos-mejorara-gestion-trafico-aereo-tecnologia-indra 

[10] Ver la sentencia del TJUE: http://curia.europa.eu/juris/document/document.jsf?text=&docid=208458&pageIndex=0&doclang=fr&mode=lst&dir=&occ=first&part=1&cid=270552 

[11] WSRW (2018), “TJUE: el acuerdo de aviación no es válido para el Sáhara Occidental”, diciembre. Disponible en: www.wsrw.org/a110x4352 (accedido el 4/02/2019)

Teniendo en cuenta las numerosas resoluciones de Naciones Unidas, el Derecho Internacional y las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el Sáhara Occidental es un territorio pendiente de descolonización y mientras tanto, ningún ente público o privado puede saquear o apoyar al espolio de sus recursos sin el consentimiento explícito de su población, reconocida a través de su único representante: El Frente Polisario. Frente a estas pruebas fácticas y jurídicas el Observatorio de Derechos Humanos y Empresas (ODHE) a la Mediterránea, recomendamos:

  • Exigir la finalización de la colaboración entre la empresa Indra y los respectivos ministerios y organismos marroquíes que se benefician del apoyo y tecnología española y que representan una vulneración del Derecho a la libre determinación del pueblo saharaui.
  • Rescindir y / o no realizar adjudicaciones de contratos públicos por parte de las Administraciones del Estado Español con la empresa Indra por su implicación en la ocupación de territorio saharaui al brindar apoyo al reino marroquí.
  • Suspender inmediatamente contratos de transferencias de armas, radares, apoyo tecnológico y otras ayudas militares al Reino de Marruecos ya que pueden ser utilizadas contra población civil y cometer graves violaciones de derechos humanos y del Derecho Internacional humanitario en territorio saharaui.
  • Exigir responsabilidad civil, penal y criminal a las empresas que son cómplices con la violación de derechos humanos a través de la transferencia de tecnología, bienes o servicios producidos en gobiernos, empresas y actores no estatales implicados en el espolio continuado de los recursos naturales saharauis.
  • Establecer mecanismos de control que aseguren el respeto de los derechos humanos a nivel internacional para las empresas internacionales que quieran implantarse y / o desarrollar parte de su actividad en territorio catalán y / o español.
  • Exigir a la empresa Indra que muestre públicamente todos los contratos con el Reino de Marruecos y ponga en marcha sistemas de debida diligencia efectivos para evitar vulneraciones del Derecho Internacional de los Derechos Humanos.