INDRA SISTEMAS S.A.

INDRA SISTEMAS S.A.

El Instituto Nacional de Industria (INI), entidad estatal española, creó en 1989 Indra a través de la fusión de INISEL, grupo público, y la CESELSA, corporación privada, con el objetivo de agrupar todo el sector electrónico e informático de la industria pública. En ese momento la empresa estaba participada por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (40%), corporaciones empresariales (40%) y el sector bancario (20%). Desde su creación, Indra generaba pérdidas de forma continuada hasta 1999. Con la empresa saneada y empezando a obtener beneficios, la Administración de Jose Maria Aznar vendió sus participaciones estatales a varios accionistas privados. Paralelamente, el Ministerio de Defensa de España encarga el desarrollo electrónico de la mayoría de su armamento en la empresa. En 2006 y 2007, Indra adquiere las empresas Azeria y Soluciona pasando de 6.360 trabajadores en 2000 a más de 31.000. En los últimos 10 años la empresa ha crecido de forma ininterrumpida con una tasa de crecimiento de 344%[1].

 

Desde su privatización, Indra no ha cesado de recibir contratos del Ministerio de Defensa, lo que ha posibilitado la enorme participación de la empresa en numerosos proyectos militares y de armamento que posteriormente es utilizado en conflictos internacionales como en Yemen[2].

 

La empresa afirma que los sistemas «protegen más de 5000 km de fronteras por mar y tierra en diferentes países y continentes”[3]. La tecnología SIVE (Sistema Integrado de Vigilancia) que combina el control de tráfico marítimo, monitorización y vigilancia, ha sido exportada a las fronteras de numerosos países europeos y aprovechada en numerosos proyectos de investigación en materia securitaria y militar. A través de esta tecnología y los proyectos pilotos europeos, Indra está contribuyendo al aumento de la militarización de las fronteras, un fenómeno que se está extendiendo también a otros ámbitos de la seguridad nacional como la identificación biomètrica, comunicaciones, detección de amenazas en ámbitos urbanos, entre otros.

 

En España, Indra es la principal empresa adjudicataria para la construcción de vallas en Ceuta y Melilla; entre 2004-14 recibió 27 millones de euros del Ministerio de Interior para este fin[4]. Durante el 2015, el área de negocio de Defensa y Seguridad de Indra representó el 19% del total de sus beneficios.

[1] Pozo., Alejandro, Simarro, Camino., Sabaté, Oriol. 2014 Defensa, Seguretat I ocupació com a negoci. Relacions comercials militars, armamentístiques I de seguretat entre Espanya I Israel. Pp. 45

[2] Ortega, Pere. 2016. “Indra, una industria militar a Barcelona”. Revista Carrer núm. 140 de juny de 2016. Disponible en: www.centredelas.org/es/industria-y-comercio-de-armas/2720-indra-una-industria-militar-a-barcelona (data de consulta 10/11/2016)

[3] Informació corporativa de Indra: http://www.indracompany.com/es/vigilancia-proteccion-fronteras (data de consulta: 13/04/2017)

[4] Grasso, Danielle. 2015. “ACS, Indra y Ferrovial se llevan 8 de cada diez euros las vallas de Ceuta y Melilla”. El Confidencial. 19 Setembre. Disponible a: www.elconfidencial.com/espana/2015-09-19/acs-indra-ferrovial-coste-obras-mantenimiento-vallas-ceuta-y-melilla_1018417/  (data consulta: 13/04/2017)

El presente informe fue enviado con fecha 9/02/2017 a la empresa Indra con el objetivo de conocer sus comentarios. El 12/02/2017 recibimos   respuesta, que se puede leer en el (Anexo I)

Situación legal de la empresa y filiales

INDRA SISTEMAS, S.A. con C.I.F. nº A-28599033, tiene su domicilio social en Madrid, y está inscrita en el Registro Mercantil de Madrid (Tomo 865, Hoja M-11339, Folio 28).

Año de fundación

1993

Ejecutivos y altos cargos. Fundador

Presidente: Fernando Abril-Martorell; Consejero delegado: Javier de Andrés; Directores generales: Antonio Mora Morando, Carlos González, Carlos Suárez, Cristina Ruíz, Eduardo Bonet, Hitesh Chaturvedi, Javier Lázaro, José Cabello, José Manuel Pérez-Pujazón, Maria Dolores Sarrión, Rafael Gallego; Directors: Gonzalo Gavín, Luis Permuy

Fundador: Iniciativa del Estado español: Instituto Nacional de Industria (1989)

Sede Central

Alcobendas, Madrid (Espanya)

Datos de Contacto

Madrid: Avenida de Bruselas nº 35, 28108 Alcobendas (Madrid). Telf: (+34) 914 805 000.

Barcelona: c/ Numancia, 185 08034 donde se encuentran los grupos: Indra Software, Indra Business, Indra EMAC, Indra Comunicacions, Indra Consultores y Indra Sistemas. www.indracompany.com

Número de empleados

37.060 (2015) (1)

Área económica o ámbito de actuación empresarial

Desarrollo de soluciones tecnológicas integrales en los ámbitos de transporte, gestión de tráfico aéreo, defensa y seguridad, ciberseguridad, energía, industria y consumo, procesos electorales, telecomunicaciones y Media, sanidad, servicios financieros y sector público, y transformación digital a través de la unidad de negocio Minsait.

Actividad concreta en Defensa / Seguridad: Vigilancia de fronteras, seguridad ante amenazas de armamento NRBQ (Nuclear, Radiológico, Biologico, Químico); ciber-seguridad, mando y control, sistemas radar, defensa electrónica, comunicaciones militares, simuladores de vuelo, centros de gestión de emergencias, seguridad en infraestructuras públicas, drones y actividades en el sector espacial aportando satélites.

Actividad en el Estado español

Indra tiene una intensa actividad económica en España en los ámbitos anteriormente citados. Trabaja tanto con clientes privados como públicos. Indra es uno de los principales proveedores del Ministerio de Defensa. Indra es también la principal empresa adjudicataria para la construcción de vallas en la frontera de Ceuta y Melilla. Entre 2004-14 recibió 27 millones de euros del Ministerio de Interior (2).

Actividad en Oriente Medio y Norte de África

Indra aporta soluciones tecnológicas para productos armamentísticos que luego se venden en países como Turquía, Egipto, Qatar, Arabia Saudita y Yemen (3). Según la propia empresa, Indra aporta radares en un sistema de defensa a Omán para proteger el espacio aéreo del país (4).

Indra mantiene una intensa relación de cooperación con la empresa israelí Israel Aerospace Industries (IAI) en la producción tecnológica de drones; en el marco del proyecto de investigación europeo Desire, Indra y IAI han desarrollado un modelo dron «Heron» con el sistema «Medium-Altitude Long Endurance (MALE)» para reforzar la seguridad en las fronteras de la Unión Europea (5).

Otras informacions relevantes de la empresa

Indra controla el 80% de la Sociedad Española de Misiles (Inmize) y es la filial española de la principal empresa fabricante de misiles a nivel europeo (MBDA) y participa en el grupo europeo aeroespacial y defensa EADS (desde 2014 Airbus) (6). Indra desarrolla proyectos en más de 140 países, cuenta con una red de 75 centros distribuidos en 46 países, y mantiene filiales en Estados Unidos, Alemania, China, Australia y Brasil.

Durante 2015 sus ingresos ascendieron a 2.850 millones de euros.

Desde 1992 hasta 2011, Javier Monzón ha dirigido la empresa. A partir de ese momento fue sustituido por Fernando Abril-Martorell, hijo del ex-ministro de economía de la UCD. En Cataluña, Indra está dirigida por Manuel Brufau, hermano de Antoni Brufau, actual presidente de Repsol, anteriormente de Gas Natural y Director general del grupo La Caixa  (7).

Los principales accionistas de Indra son: Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (20,14%), Corporación Financiera Alba (11,32%), Fidelity Management Research (10.14%), T. Rowe Price Associates (3,23%) y Schroders Plc. (3,45%). El 51,72% de acciones restantes se distribuye en «Otros accionistas» que según Indra no superan individualmente el 3%. (8).

Fonts d’informació utilitzades en aquesta fitxa

  1. Información corporativa de Indra: indracompany.com/sites/default/files/indra_anexos_informe_anual_rsc_2015_es_20160608_1.pdf
  2. Grasso, Danielle. 2015. “ACS, Indra y Ferrovial se llevan 8 de cada diez euros las vallas de Ceuta y Melilla”. El Confidencial. 19 Setembre. Disponible a: elconfidencial.com/espana/2015-09-19/acs-indra-ferrovial-coste-obras-mantenimiento-vallas-ceuta-y-melilla_1018417/ (data consulta: 13/04/2017)
  3. Ortega, Pere. 2016. “Indra, una industria militar a Barcelona”. Revista Carrer núm. 140 de juny de 2016. Disponible en: centredelas.org/es/industria-y-comercio-de-armas/2720-indra-una-industria-militar-a-barcelona (data de consulta 10/11/2016)
  4. Respuesta corporativa de Indra a la presente ficha de empresa: «Comentarios al documento elaborada por ODHE sobre Indra y sume actividad en Oriente Medio y Norte de África» (Anexo I)
  5. Pera más información, consultar : https://artes-apps.esa.int/projects/desire
  6. , Alejandro, Simarro, Camino., Sabaté, Oriol. 2014 Defensa, Seguretat I ocupació com a negoci. Relacions comercials militars, armamentístiques I de seguretat entre Espanya I Israel.
  7. Para más información, consultar: www.fundacionrepsol.com/es/la-fundacion/patronato/presidente-antonio-brufau-niuboç
  8. Información corporativa de Indra:www.indracompany.com/es/accionistas/estructura-accionarial

Indra Sistemas es la división encargada del sector de seguridad y defensa. Aproximadamente 1.035 personas trabajan en esta sección en la ciudad de Barcelona. En 2015 los beneficios en el ámbito de Defensa y Seguridad ascendieron a 541,5 millones de euros. Su principal cliente es el Ministerio de Defesa de España[1].

 

Indra participa en la mayoría de proyectos militares del Ministerio de Defensa a través del desarrollo de sensores, centros de mando y control, simuladores de vuelo, radares, entre otros. Concretamente, en los sistemas de vuelo de los aviones de combate Eurofighter TyphoonF-2000, los Helicópteros Tigre y NH-90 que fabrica Airbus Defense and Space; toda la electrónica y sistemas de comunicación de toda clase de buques de guerra que construye la estatal Navantia; los blindados Pizarro y Leopardo que fabrica Santa Bárbara; el guiado de misiles que disparan todos estos armamentos; así como también desarrolla sistemas de guerra electrónica, para lo que dispone de una factoría / buque en Madrid. También participa en el principales consorcios de defensa a nivel internacional: programa Eurofighter, buques LHD y 100, submarino S80, el sistema Galileo, el programa Copernicus o satélites Ingenio y Paz[2].

 

De este modo, Indra aporta soluciones tecnológicas para material de defensa y seguridad que se vende en países como Turquía, Egipto, Qatar, Arabia Saudita, Omán y Yemen [3]. En algunos casos, su implicación es directa como el sistema aéreo que Indra está desplegando en Oman[4]. En otros casos, Indra aporta sistemas a empresas de armamento que luego venden estos productos a actores implicados en conflictos internacionales. Por ejemplo Indra aporta los sistemas de combate a los blindados Leopard de la empresa Santa Bárbara Sistemas-General Dynamics[5] y los radares de los Eurofighters de la empresa británica BAE Systems [6]; Arabia Saudí està en negociacions para la compra de como mínimo 250 Leopard[7] blindados  y ya ha adquirido, a principios de este año, 72 Eurofighters[8].

 

En este sentido, la legislación española sobre exportación de armamento regulada (ley 53/2007) vinculada a la Posición Común Europea en esta materia (944/2008) prohíbe autorizar exportaciones de armamento si se violan, o hay riesgo de violación, de alguno de los 8 criterios específicos:

  1. Respecto de los compromisos y obligaciones internacionales por parte de los Estados miembro (ej: embargo de armas);
  2. Respecto de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario en el país de destino;
  3. Situación interna del país de destino en relación con tensiones y conflictos armados;
  4. Preservación de la paz, seguridad y la estabilidad regional;
  5. Seguridad nacional de los Estados miembros, aliados y amigos;
  6. Comportamiento del país comprador hacia la comunidad internacional (ej .: lucha contra el terrorismo);
  7. Existencia de riesgos de desviación de la tecnología militar y armamento hacia otros actores internos o países no deseados;
  8. Compatibilidad de las exportaciones de tecnología o equipos militares como la capacidad económico y técnica del país receptor.

 

Actualmente, Arabia Saudita participa en la guerra en Yemen liderando una coalición de 9 países árabes que están llevando a cabo una guerra de destrucción y bombardeos constantes en Yemen. Según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, el conflicto armado ha provocado 2.4 M de desplazados internos y refugiados / as[9], 3.591 civiles yemeníes han muerto y 6.360 han resultado heridos [10]. Los criterios de la UE y la normativa estatal se violan y por tanto, el Gobierno Español es responsable de la inestabilidad regional y de alimentar el conflicto armado en Yemen a través de las exportaciones de armamento y tecnología militar. Igualmente, Indra es cómplice de las vulneraciones del derecho internacional ya que estas exportaciones no serían posibles sin su participación.

[1] Ortega, Pere., “Indra, una industria militar a Barcelona”. Op. Cit.

[2] Per més informació veure: http://www.defensa.gob.es/agredwas/Galerias/documentacion/files/Industria_de_Defensa_y_Seguridad_2014.pdf

[3] Ortega, Pere., “Indra, una industria militar a Barcelona”, Op. Cit.

[4] Resposta corporativa de Indra a la present fitxa d’empresa: “Comentarios al documento elaborado por ODHE sobre Indra y su actividad en Oriente Medio y Norte de África” (Annex I)

[5] Información técnica de los Leopards blindados producidos por General Dynamics: https://www.gdels.com/esp/products/others_1.asp

[6] El año 2015 Indra ganó el contrato para desarrollar los rádares de los Eurofighters por 90 millones de euros, para más información: http://www.indracompany.com/es/noticia/indra-cierra-acuerdo-desarrollo-radar-eurofighter-90

[7] Centre Delàs. 2016. Arabía Saudí y los Bombardeos en Yemen. La responsabilidad del Estado espanyol. pp. 7. Disponible a: http://www.centredelas.org/images/INFORMES_i_altres_PDF/ArabiaSaudiYemenArmas2016_Delas.pdf (data consulta: 11/10/2016).

[8] Katz, Benjamin D. 2017 “BAE has next Eurofighter order in its sights as profit jumps”. Bloomberg markets. Disponible a: https://www.bloomberg.com/news/articles/2017-02-23/bae-systems-full-year-profit-jumps-13-on-u-s-spending-revival (Data consulta: 13/04/2017)

[9] Per més informació veure: http://www.unhcr.org/4c907a4a9.html

[10] UN High Commissions for Human Rights, Report A/HRC/33/38 del 4 d’agost de 2016. Disponible a https://documents-dds-ny.un.org/doc/UNDOC/GEN/G16/172/38/PDF/G1617238.pdf?OpenElement

Desde los ataques a Estados Unidos el 11 de septiembre del 2001, el gasto en «Homeland Security» o seguridad nacional ha aumentado de forma constante. Se estima que en 2009, los costes en este sector aumentaron hasta 141.600 M € a nivel mundial[1]. Esta tendencia se ha visto reforzada por la utilización de la llegada de personas que buscan refugio, una ‘crisis de refugiados’ que ha legitimado un gasto de 15.000 M € en control de fronteras, y de la que se estima un aumento de hasta 29.000 M € euros al año 2022[2].

 

La inversión en seguridad nacional, incluyendo la militarización de las fronteras, viene precedida por la política de investigación del sector de la seguridad de la UE. En 2003, se creó el «Grupo de Personalidades» para definir las líneas estratégicas del «Programa Europeo de Investigación en Seguridad» (ERSP en su acrónimo en inglés). Este grupo estaba formado por los Comisarios Europeos de Investigación y Sociedad de la Información, Relaciones Exteriores y Comercio, el Alto Representante de la UE de la Política de Asuntos Exteriores y Seguridad; representantes de la OTAN, la Asociación de Armamento del Oeste de Europa, el Comité Militar de la UE, 8 empresas multinacionales del sector armamentístico (EADS, BAE Systems, Thales, Leonador Finmeccanica) y las más grandes empresas del sector tecnológico (Ericsson, Siemens, Diehl e Indra), así como centros de investigación como Rand Corporation. Destaca la total ausencia de la Organización Internacional para las Migraciones, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados o Organizaciones de la sociedad civil especializadas en los conflictos armados y en las dinámicas político-sociales de las regiones vecinas de la UE. Como consecuencia, 3 de las compañías participantes en este Grupo son los mayores beneficiarios del ERSP. Es, por tanto, obvio como las corporaciones privadas están definiendo la política de seguridad de la Unión Europea y dando respuestas militares y securitarias que requieren su propia contratación por parte de las instituciones europeas y de sus Estados miembros. Una industria, que como hemos visto en el caso de Yemen, alimenta la violencia y el conflicto armado exportando armamento y tecnología militar.

 

El lobby de la industria militar y de seguridad en la UE se refuerza también a través de la Organización Europea para la Seguridad (EOS en su acrónimo en inglés) que trabaja por el desarrollo y armonización del mercado securitario en Europa. Indra es uno de sus principales miembros; en los últimos 5 años Indra ha invertido 1,5 M € en actividades de lobby en torno a las instituciones de la UE. La relación entre EOS y Frontex es constante. Desde finales de 2013 hasta 2015, se han realizado 8 grandes encuentros entre la industria y representantes de Frontex[3]. Recientemente, Frontex ha adjudicado a Indra un contrato para incorporar el sistema Maritime Reconnaissance Intelligence (MRI) en los aviones de la operación Tritó[4].

 

Desde el año 2002 la UE ha financiado 56 proyectos de investigación para mejorar la seguridad en las fronteras a través de los Programas marco VI, VII y la actual Horizon 2020, pero también la Acción Preparatoria de Investigación en Seguridad, Programa Observación satélite (GMES) y la Agencia Europea Espacial. Indra ha sido la tercera empresa que más se ha beneficiado del programa europeo de investigación con más de 8 M[5]. Concretamente, Indra ha participado en al menos 6 de este proyectos [6]:

  • SOBCAH (periodo: 2006-07 / coste: 3 millones de euros ): para la identificación de las principales amenazas en las fronteres “azules” y “verdes”[7];
  • OPERAMAR (periodo: 2008-09 / coste total: 669,134 euros): para garantizar la Seguridad marítima[8];
  • SeaBILLA (periodo: 2010-14 / coste: 15,5 millones de euros): el diseño de un nuevo sistema de vigilancia de fronteras marítimas europeas integrado con el control espacial, aéreo y terrestre[9];
  • PERSEUS (periodo: 2011-14 / coste total: 673.316 euros): protección de las aguas europeas y fronteras a través de sistemas de vigilancia inteligente [10];
  • ABC4EU (periodo: 2014-17 / coste total: 17,9 millones de euros): Integración de los sistemas automatizados de «puertas» de controles de fronteras [11].
  • MOBILEPASS (periodo: 2014-16 / coste total: 4,1 millones de euros): desarrollo de tecnología móvil para los controles fronterizos terrestres[12].

 

Los proyectos europeos también han permitido a la empresa Indra mejorar su «Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE)». Este sistema permite el control de las fronteras a través de la integración de los sectores marítimos, terrestre y aéreo. SIVE se ha convertido en un modelo a nivel mundial. En España, la tecnología de Indra cubre 2.700 km de fronteras del territorio español. Entre 2004-14 la empresa recibió más de 27 millones de euros para la instalación y mantenimiento del tercer nivel de vallas perimetral en Melilla, incluyendo servicios de mantenimiento con Sallen Seguretat[13].

 

En el marco de la arquitectura de las fronteras europeas, los sistemas de vigilancia autónomos y drones, juegan un papel clave. Indra es también una de las empresas líderes en esta tecnología y ha dedicado muchos esfuerzos y recursos en incidir en la integración del Sistemas de Aviación a Control Remoto (RPAS en su acrónimo en inglés) en el Sistema de Aviación Europeo[14]. Aproximádamente 315 M € han sido invertidos desde el UE en el desarrollo de proyectos para incorporar drones a los sistemas de vigilancia y orden público sin ningún tipo de consulta a los Parlamentos de los Estados miembros y por tanto, sin escrutinio público[15].

[1] Transnational Institute & Statewatch. NeoConOpticon. The EU Security-Industrial Complex. Pp.4

[2] Transnational Institute. 2016. Border Wars. The Arms Dealers Profiting From Europe’s Refugee Tragedy. Disponible a: www.tni.org/files/publication-downloads/border-wars-report-web1207.pdf (data de consulta: 11/11/2016).

[3] Transnational Institute. 2016. Border Wars. The Arms Dealers Profiting From Europe’s Refugee Tragedy. Op. Citada. Pp.: 47

[4] Transnational Institute, 2016. Border Wars II: An updated on the Arms Industry Profiting from European Refugee’s Tragedy. Desembre. Pp.14 Disponible: www.tni.org/files/publication-downloads/borderwars-issuebrief-web.pdf

[5] ídem. Pp.31

[6] Grasso, Danielle. 2015. “Europa gasta 13000 millones para frenar la inmigración, los traficants ganan 16000”. El Confidencial. Disponible a:  www.elconfidencial.com/mundo/2015-06-18/europa-gasta-13-000-millones-para-frenar-la-inmigracion-los-traficantes-ganan-16-000_888641/ (Data consulta: 13/04/2017)

[7] Heinrich Böll Foundation. 2012. Borderline: The EU’s new border surveillance initiatives. Pp. 63-64. Disponible en: www.statewatch.org/news/2012/jun/borderline.pdf (data consulta: 13/04/2017)

[8] Per més informació veure: http://cordis.europa.eu/project/rcn/86254_en.html

[9] Per més informació veure: http://cordis.europa.eu/project/rcn/94732_en.html

[10] Per més informació veure: http://cordis.europa.eu/project/rcn/193699_en.html

[11] Per més informació veure: http://abc4eu.com/

[12] Per més informació veure: http://cordis.europa.eu/project/rcn/185506_en.html

[13] Grasso, Danielle. 2015. “ACS, Indra y Ferrovial se llevan 8 de cada diez euros las vallas de Ceuta y Melilla”. El Confidencial. Op. Cit.

[14] Statewatch. 2014. Eurodrones Inc. Disponible: www.statewatch.org/news/2014/feb/sw-tni-eurodrones-inc-feb-2014.pdf, pp. 14 (data de consulta: 11/11/2016).

[15] Waterfield, Bruno. 2014. “EU spent 320 milions on surveillance drone development”. The Telegraph. Disponible: www.telegraph.co.uk/news/worldnews/europe/eu/10632262/EU-spent-320-million-on-surveillance-drone-development.html (data de consulta: 13/04/2017).

Indra es un socio estratégico de la empresa israelí «Israel Aerospace Industries (IAI)», una corporación pionera en la tecnología de drones y la primera en producir un dron de vigilancia [1]. Pero IAI es también una de las empresas que más se ha beneficiado de la ocupación. Sus modelos Heron 1 y Heron TP son frecuentemente utilizados para Fuerzas Israelíes de Defensa sobre el Territorios Ocupados Palestinos y especialmente sobre la Franja de Gaza para identificar objetivos y realizar ataques con proyectiles. Según Human Rights Watch, Israel habría utilizado drones Heron de IAI y Hermes de Elbit Systems, equipados con misiles Spike y otros sobre Gaza[2].

También existen evidencias que demuestran que los drones Heron 1 fueron utilizados durante la Operación Lluvia de Verano de 2006 sobre Gaza donde murieron más de 400 palestinos / as [3]. En 2008, durante la Operación Plomo Fundido sobre Gaza, con más de 1.330 palestinos / as muertos, se volvieron a usar drones Heron TP; los drones precedieron la entrada de la infantería israelí, limpiando el área y neutralizando objetivos con misiles[4].

 

En 2007, el Ministerio de Defensa de España adquirió 4 drones modelo Searcher MK III-J y un sistema de apoyo para el control remoto, el aterrizaje y lanzamiento de los aparatos para la base militar española en Herat (Afganistán) a través de una adjudicación pública al consorcio de Indra, IAE, EADS Casa y Ares Ingeniería y Sistemas[5].

 

Posteriormente, entre el año 2012 y 2013, la Agencia Europea de Defensa (EAD) y la Agencia Europea Espacial (ESA) adjudicaron el proyecto Desire a la empresa Indra para «demostrar la capacidad de incorporación de los RPAS al espacio aéreo europeo a través del uso de satélites». Según el proyecto esta demostración se realizaría con diferentes tipos de drones entre los que destaca el modelo Heron 1 de la empresa IAI[6].

 

Este proyecto permitió a Indra y IAI desarrollar el nuevo modelo Heron MALE (Medium-Altitude Long Endurance) con equipos de radar marítimo y sistemas de vigilancia noche / día [7].

 

Sin embargo, el desarrollo del modelo Heron MALE va también permitir a IAI y Indra competir el año 2015 en una adjudicación pública del Ministerio de Defensa español para gestionar el sistema MALE por valor de 300 millones de euros[8]. Pero finalmente, las autoridades españolas se decantaron por la opción estadounidense de General Atomics por 243 millones de dólares [9].

 

En definitiva, las colaboraciones entre IAI y Indra aseguran la transferencia de tecnología y el desarrollo de sistemas de vigilancia y drones para uso securitario y militar. A la luz de las evidencias de la participación de IAI en la ocupación de Palestina y los ataques contra la población civil en la Franja de Gaza, se hace evidente que la colaboración y la adquisición de servicios y productos de IAI contribuye a reforzar la empresa, dando continuidad a su rol activo en la ocupación de Palestina. Asimismo, la transferencia de tecnología entre las dos empresas, puede suponer una complicidad con los crímenes de guerra que esta empresa está cometiendo los Territorios Ocupados Palestinos.

 

[1] EL primer dron de vigilància és va llençar l’any 1979 sota el nom de Scout

[2] Human Rights Watch. 2009. Precisely Wrong. Gaza Civilian Killed by Israel Drone-Launched Missils, Disponible a: www.hrw.org/report/2009/06/30/precisely-wrong/gaza-civilians-killed-israeli-drone-launched-missiles (Data consulta: 13/04/2017)

[3] Drone Wars UK. 2010. Israel and the Drones War. Examining Israel’s production, use and proliferation of UAVs. pp.10

[4] Ídem., pp.11.

[5] Pozo., Alejandro, Simarro, Camino., Sabaté, Oriol., Defensa, Seguretat I ocupació com a negoci. (2014), Op. citada pp.65-66.

[6] Per més informació veure: https://artes-apps.esa.int/projects/desire  i http://www.iai.co.il/2013/36757-45391-en/MediaRoom.aspx (Data consulta: 13/04/2017)

[7] Eurodrones Inc. (2014), Op. Citada, pp.63

[8] Gonzalez, Miguel. 2015. “EEUU e Israel pugnan por vender drones a Defensa por 300 millones”. El País. Disponible: http://politica.elpais.com/politica/2015/05/23/actualidad/1432393935_043035.html (Data consulta: 13/04/17)

[9] Defensa.com. 2015. “Gana el Reaper: España cuatro UAV Reaper en version Block 5 y equipo asociado por 243 millones de dólares” Disponible a: http://www.defensa.com/espana/gana-reaper-espana-comprara-cuatro-uav-reaper-version-block-5 (Data consulta: 13/04/2017)

  • Rescindir y / o no realizar adjudicaciones de contratos públicos por parte de las Administraciones del Estado Español con la empresa Indra por su implicación en conflictos internacionales, su impacto negativo en los derechos humanos y la colaboración con empresas que se benefician de la ocupación de palestina como IAI;
  • Suspender inmediatamente contratos de transferencias de armas y otras ayudas militares a países como Israel y Arabia Saudí, ya que pueden ser utilizadas contra población civil y cometer graves violaciones de derechos humanos y del derecho internacional humanitario en Yemen, Palestina y otras zonas en conflicto;
  • Prohibir la participación de IAI y otras empresas Israel en los programas de investigación europeos por el alto riesgo de uso de la tecnología militar desarrollada sobre población civil palestina;
  • Desincentivar la participación de empresas catalanas y españolas, como Indra, en proyectos de investigación y desarrollo tecnológico con empresas que se beneficien de la ocupación como IAI, a través de la incorporación de cláusulas de respeto de los derechos humanos en los procesos de contratación pública;
  • Exigir responsabilidad civil, penal y criminal a las empresas que son cómplices con la violación de derechos humanos a través de la transferencia de tecnología, bienes o servicios producidos a Gobiernos, empresas y actores no estatales implicados en conflictos armados.
  • Establecer mecanismos de control que aseguren el respeto de los derechos humanos a nivel internacional para las empresas internacionales que quieran implantarse y / o desarrollar parte de su actividad en territorio catalán y / o español.