Discefa – el “Rey Gallego del Pulpo”

Discefa es considerada el “Rey Gallego del Pulpo”, a pesar de estar controlada por fondos de inversión internacionales. La empresa tiene sede en A Cambre (Galicia) y filiales en Agadir (Marruecos) y concentra su actividad en la transformación, congelación y exportación de pulpo a nivel internacional. En su web comercial anuncia que el pulpo es capturado en Dajla, Chile, México y Perú. Esta información, considera Dajla como territorio marroquí cuando es realmente territorio ocupado saharaui. Dajla y el resto del Sáhara Occidental son territorios pendientes de descolonización de acuerdo al Derecho Internacional y por tanto, ninguna potencia puede expoliar sus recursos naturales sin el consentimiento de  su población, hecho que aún a día de hoy, no se ha producido. Por lo tanto, Discefa anuncia, comercializa y se lucra de productos expoliados del Sáhara Occidental, contraviniendo el Derecho Internacional.

Empresa matriz

Discefa

Situación legal de la empresa y filiales

Ditusa, para la comercialización en Estados Unidos (Gloucester, USA)

Filiales en Agadir

Marcas comerciales de pulpo congelado: Pindusa, Algarvio, El Rey del Pulpo, Fribo, Tentak

Año de fundación

2011

Ejecutivos y Altos cargos

73,2% Capital de Risc GED gestionada por Enric Centelles (en fase de venta de acciones)

26,79% Fondo Oquendo a través de deuda mezzanine

Sede Central i datos de contacto

Sede central:

Rua Marconi 5-11, P. I. Espíritu Santo Parc 131-132

Coruña, España

Datos de contacto:

www.discefa.com/

+34 902 44 55 60 – F +34 981 64 98 70

Nombre de empleados

43

Área económica o ámbito de actuación empresarial

Transformación y comercialización de pulpo congelado

Actividad en el Estado español

Empresa de distribución, compañía líder en venta de pulpo congelado al por mayor

Actividad económica internacional

  • 75% del pulpo congelado se vende a nivel internacional. Solo 25% en España

Actividad económica en la Mediterránea/Magrebí

Factoría en Agadir (Marruecos) para la transformación, congelación y exportación de pulpo. Pulpo capturado en Dajla, Sáhara Occidental ocupado por Marruecos.

Otras informaciones relevantes de la empresa

http://www.expansion.com/empresas/2018/10/22/5bce236c468aebf03a8b4628.html

http://www.infocif.es/ficha-empresa/discefa-sl 

Durante el ejercicio de 2017, Discefa facturó 84’2 millones de euros (28’3% interanual más).

Discefa es una empresa de distribución líder en la venta del pulpo a nivel internacional. Anualmente vende 9.200 toneladas del pulpo a través de sus marcas comerciales “El Rey del Pulpo”, “Fribó”, “Pindusa” y “Algaravío”, mayoritariamente de Marruecos. Es con diferencia la principal empresa española importadora de pulpo de Marruecos. 

No obstante, el pulpo de Marruecos no es capturado en aguas soberanas de este país, sino en las costas saharauis de Dajla. Y efectivamente así lo anuncia en sus webs comerciales: “Calidad en Origen: Dajla en Marruecos, México, Chile y Perú”[1].

Discefa obtiene este preciado producto (actualmente su precio medio llega a los 10 euros aproximadamente) a través de empresas marroquíes, que son las únicas que oficialmente pueden capturar el pulpo del Sáhara Occidental. Discefa posee una filial en Agadir donde transforma y prepara el producto para su exportación hacia a España u otros países del mundo. Actualmente, el 75% de su producto se vende fuera de España[2]. Discefa también tiene una factoría para la transformación y congelación de productos marinos en Galicia.

Pero el conocido Rey Gallego del Pulpo es en realidad un Rey en el expolio de recursos naturales de territorios ocupados. El Sáhara Occidental es el último territorio pendiente de descolonización del continente africano. De acuerdo con el Derecho Internacional, España es la potencia ocupante de iure y Marruecos la potencia ocupante de facto desde 1976. España se retiró del Sáhara frente a la presión del Reino de Marruecos, que ocupó el territorio a través de la Marcha Verde. En los Acuerdos de Madrid firmados en aquella época por España, Marruecos y Mauritania, los 3 países se dividían el territorio del Sáhara Occidental. Hans Corell, el secretario general adjunto de asuntos jurídicos y asesor jurídico de las Naciones Unidas determinó que estos acuerdos no tenían validez jurídica y que aún hoy España es la potencia administradora del Sáhara Occidental. Asimismo, las últimas sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre la validez de los acuerdos entre la UE y Marruecos en materia de pesca, ganadería y agricultura, determinaron que no se podían aplicar sobre los territorios saharauis, ya que Marruecos no es soberano sobre esta región y, por lo tanto, no puede explotar ni comercializar los productos obtenidos de recursos naturales saharauis sin el consentimiento de la población saharaui, hecho que no se ha producido. 

pastedGraphic.png

Mapa del Sáhara Occidental. La zona naranja muestra la zona ocupada por Marruecos. De esta manera, Marruecos tiene acceso y controla los principales recursos naturales del Sáhara Occidental.

[1]Información corporativa en línea: www.discefa.com/calidad 

[2]CCOO (2016), “Resumen de noticias destacadas del sector agroalimentario”, 14-20 de junio. En línea: www.agroalimentaria.ccoo.es/comunes/recursos/21/doc279606_BOLETIN_SEMANAL_DE_NOTICIAS_AGROALIMENTARIAS.pdf 

La empresa española informa en su web de forma clara que el pulpo proviene de Dajla, en Marruecos. Esto supone una doble vulneración. Primero, porque ofrece productos expoliados del Sáhara Occidental y segundo, porque afirma que Dajla es marroquí, hecho que supone un engaño para el consumidor. 

Según el informe “Los tentáculos de la ocupación” de nuestro observatorio, Marruecos ha sobreexplotado sus aguas, hecho que ha llevado a concentrar la gran mayoría de su actividad pesquera en el Sáhara ocupado. Los pesqueros marroquíes capturan de forma intensa el pulpo y otros productos marinos en las aguas de Dajla para después desembarcar la materia prima al mismo puerto de Dajla o Agadir. Al desembarcar en Agadir queda declarado como producto marroquí, a pesar de ser un producto saharaui. 

Por lo tanto, la información proveída por Discefa supone un engaño para el consumidor y una clara prueba de que el producto que comercializan proviene de territorios ocupados saharauis.

pastedGraphic.png

Foto: captura de pantalla de la web de Discefa donde detalla que su pulpo es de Dajla “Marruecos” (www.discefa.com, accedido el 7 de febrero de 2019).

Teniendo en cuenta el Derecho Internacional, las numerosas resoluciones de las Naciones Unidas y las Sentencias de la Corte de Justicia de la Unión Europea, el Sáhara Occidental es un territorio pendiente de descolonización y, mientras tanto, ninguna potencia puede expoliar sus recursos sin el consentimiento explícito de su población a través de su representante único: el Frente Polisario. Delante de estas evidencias fácticas y legales el Observatorio de Derechos Humanos y Empresas (ODHE) en la Mediterránea recomendamos:

  • Que la empresa Discefa deje de adquirir, manufacturar y comercializar productos expoliados de los territorios ocupados del Sáhara Occidental;
  • Que la empresa Discefa deje de dar información engañosa sobre la “marroquinidad” de Dajla;
  • Que la empresa Discefa muestre públicamente su cadena de suministro indicando claramente las empresas marroquíes con las que trabaja; 
  • A las autoridades españolas y autonómicas, que realicen inspecciones periódicas para evitar que se ofrezcan al público productos expoliados y/o se dé información tergiversada de la procedencia de estos productos. Y si se produjeran este tipo de abusos, sancionar estas prácticas y las empresas que las realicen de acuerdo al Derecho Internacional y el derecho comunitario.