Actualmente los tratados de inversiones y comercio firmados por los Estados garantizan a las empresas transnacionales amplios derechos, privilegios y la posibilidad de obtener ganancias. Sin embargo, no existe una regulación internacional para que los Estados garanticen que las operaciones de las corporaciones sean realizadas sin incurrir en abusos a los derechos humanos y ambientales.

Como consecuencia de esta asimetría, las corporaciones estan llevando a cabo operaciones que resultan en contaminación, degradación ambiental, acaparamiento de tierras, uso de trabajo esclavo, amenazan el acceso a medicamentos y los servicios públicos de salud, no respetan las normas laborales, y en casos de violencia contra personas y defensores de derechos humanos, entre otras. Y todo ello dentro de un marco legal que favorece su impunidad.

Bajo el objetivo de trabajar en un Tratado jurídicamente vinculante que permita a los Estados cumplir con su obligación de proteger los derechos humanos y ambientales frente a las actividades dañinas de transnacionales y otras empresas, este año se reune en la ONU la tercera sesión del Grupo Intergubernamental de Trabajo sobre corporaciones transnacionales y otras empresas con relación a los derechos humanos.

La sesión tendrá lugar entre el 23 y el 27 de Octubre de 2017 en Ginebra. Diferentes organizaciones y comunidades afectadas unidas en el Treaty Movement y la campaña Stop Corporate Impunity están llamando a los Estados a participar activamente en las negociaciones de este tratado internacional.

Os invitamos a adheriros a la declaración de la Treaty Alliance y a llamamos a la población a estar atenta a este proceso de importancia crítica y a movilizarse activamente en su apoyo a nivel nacional, regional e internacional.

DECLARACIÓN DE LA TREATY ALLIANCE