ENERGIAS RENOVABLES Y OCUPACIÓN

Autora: Júlia Sierra, Investigadora del Observatorio Derechos Humanos y Empresas en el Mediterráneo (ODHE) y Shock Monitor.

En los últimos 20 años, Marruecos ha incrementado su consumo interno de energía debido a factores como la presión demográfica, la urbanización, el aumento de las necesidades en el medio rural, la fuerte demanda del sector privado y la eficiencia energética[1]. Frente a esta situación, el país se ha visto obligado a depender cada vez más de las importaciones extranjeras de energía ya que no dispone de los recursos suficientes para autoabastecerse.

En el año 2010, la situación energética llevó a las autoridades marroquís a diseñar un plan para promover la utilización de energías renovables como alternativa a las fuentes convencionales. El gobierno se marcó como objetivo que el 42% de la energía producida fuera renovable (14% hidráulica, 14% eólica y 14% solar) para el año 2020[2]. Así fue como en noviembre de 2009 se anunció el Plan Solar Marroquí[3] que contaba con una inversión de 9.000 millones de dólares. Mientras que en 2010 se firmó en Tánger el convenio marco del Programa Integral de Energía Eólica impulsado por el principal operador del país en materia regulador de energía, la oficina Nacional de Electricidad y Agua Potable (ONEE por sus siglas en francés) con una inversión estimada de 2.700 millones de euros[4].

A partir de estos planes, la empresa Siemens, pone su primer pie en los territorios ocupados del Sahara Occidental como veremos a continuación.

¿Quién es Siemens y que hace en el Sahara Occidental?

 

La multinacional Siemens (Siemens AG), nacida en 1847 y de origen alemán, desarrolla servicios de tecnología, automatización, energía, digitalización y salud y cuenta con una plantilla de 379.000 empleados alrededor de 190 países (datos de 2019[5]). Dentro de sus diversas divisiones, encontramos a Siemens Gamesa Renewable Energy (Siemens Gamesa) nacida en 2017 por la fusión de Gamesa Corporación Tecnológica y la división de negocios eólicos de Siemens Wind Power. Esta nueva empresa con sede en Vizcaya (España), representa a una de las empresas del sector industrial más grandes del Ibex 35 y tiene a Iberdrola como uno de los principales accionistas (8% de participación en 2018[6]). Siemens Gamesa trabaja específicamente en el desarrollo, la manufacturación, la instalación y el mantenimiento de turbinas eólicas. Hoy en día las turbinas de la compañía ya se encuentran en países como Argelia, Egipto, Sudáfrica, Túnez, Mauritania, Kenia, Marruecos y el mismo Sahara Occidental.

 

Siemens Gamesa llegó a los territorios ocupados en 2016, cuando Marruecos puso en marcha el Programa integral de energía eólica. La Oficina Nacional de Electricidad Marroquí ONEE adjudicó la licitación para la construcción y el mantenimiento de 5 parques (dos situados en el Sahara Occidental) de las empresas Siemens Wind Power (que más tarde seguiría con el nombre de Siemens Gamesa Renewal Energy) junto con la multinacional italiana Enel Green Power y Nareva Holding perteneciente al holding SNI (Société Nationale d’Investissement) de la familia real marroquí[7].

La construcción tuvo una inversión de más de 1.200 millones de dólares estadounidenses y se hizo mediante el modelo BOOT “Build, Own, Operate and Transfer” formando un partenariado público-privado con la ONEE[8], la SIE (Société d’investissements énergétiques du Maroc) y el Fondo Hassan II para el periodo 2017-2020.

El siguiente cuadro nos muestra los parques eólicos que están en funcionamiento en la actualidad, en el Sahara Occidental y en los que Siemens Gamesa proporciona su tecnología:

PARQUE EÓLICO LOCALIZACIÓN EMPRESA PERIODO POTENCIA INSTALADA
BOUJDOUR Sahara Occidental Siemens Gamesa

ENEL Green Energy

Nareva Holding

Prevista para 2020 100MW
TISKRAD Sahara Occidental Siemens Gamesa

ENEL Green Energy

Nareva Holding

Operativo desde 2018 300MW
HAOUMA Marruecos Siemens Gamesa

ENEL Green Energy

Nareva Holding

2013-2030 50MW
FOUM EL OUED El Aaiún, Sahara Occidental Siemens Gamesa[9] (proporciona 22 molinos)

Nareva Holding

2013- 2030 [10] 50MW
CIMENT DU MAROC El Aaiún, Sahara Occidental Simenes Gamesa (2011)

Ciment du Maroc

2011 – 2016 5 MW

Fuente: elaboración a partir de ICEX y The Wind Power[11]

Además, Siemens Gamesa inauguró en octubre del 2017 la fábrica de palas eólicas terrestres de Tánger, la primera en África, que abastecerá con sus suministros a los diferentes parques eólicos repartidos entre el Sahara Occidental y Marruecos.

 

Siemens Gamesa y su vulneración de Derechos Humanos en el Sahara Occidental

“Siemens Gamesa considera el respeto a los derechos humanos como parte integrante de su responsabilidad como empresa global. Para nosotros, esta responsabilidad es un elemento central de una conducta empresarial responsable y estamos comprometidos con el respeto de los derechos humanos en el ámbito de influencia de Siemens Gamesa”. Informe de sostenibilidad 2018 de Siemens Gamesa

Cuando España en 1975 abandonó precipitadamente el Sahara Occidental, con la firma de los acuerdos Tripartitos de Madrid, intento eximirse de toda responsabilidad de carácter internacional sobre el territorio y sobre su deber de asegurar una posible descolonización tal y como lo indicaba la Comunidad Internacional. Desde la ocupación por parte de Marruecos un año más tarde, la población saharaui ha continuado sufriendo la vulneración de sus derechos y la explotación de sus recursos naturales año tras año.

Son múltiples las resoluciones de Naciones Unidas sobre la cuestión de la libre autodeterminación del Sahara Occidental[12] y el derecho de este territorio a la explotación de sus propios recursos y la libre disposición sobre estos[13]. Por su presencia en el territorio y la explotación directa e indirecta de los recursos saharauis (instalación de sus turbinas eólicas y utilización para la extracción y transporte de fosfato y desalinización del agua del mar), Siemens ha recibido diversas acusaciones de ONGs como Western Sahara Resource Watch (WSRW), gobiernos y sectores de la sociedad civil y la población saharaui[14]. Frente a estas, la compañía ha argumentado en diferentes comunicados su no-posicionamiento en asuntos de Derecho Internacional. En concreto, sobre su controvertida participación en el parque de Foum El Oued, la empresa argumentó que: “La participación de Siemens en este Proyecto es permisible bajo las leyes y regulaciones aplicables, y no invade el derecho de autodeterminación ni ninguno de los derechos humanos que contempla en derecho internacional público”[15].

En 2018 Markus Tacke, Director ejecutivo de la compañía, respondió al WSRW que “sus proyectos ofrecen un valor real a las comunidades locales, siguiendo la política de ‘hire-local-first’ que emplea siempre que las calificaciones lo permitan, a la población local”. Además, la compañía aseguró que “se está invirtiendo en proyectos de salud, educación, medioambiente y acceso a la energía”[16]. Hasta el momento no hemos podido confirmar la existencia de dichos proyectos en la zona.

En su Informe de Sostenibilidad[17], la empresa afirma utilizar la Agenda 2030 de Naciones Unidas y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible como guía en sus acciones, así como dice perseguir los 10 principios del United Nations Global Compact[18]. Todas estas buenas intenciones no se corresponden con sus operaciones en el Sahara Occidental.

Conclusiones

Marruecos sigue aumentando su dependencia de los recursos naturales del Sahara Occidental, lo que obstaculiza el ejercicio del derecho de libre autodeterminación del pueblo saharaui. En este marco, Siemens ha ido ganando peso en los planes de Marruecos para la transición hacia las energías renovables, incluyendo los proyectos en los territorios ocupados.

Puede parecer que los grandes proyectos energéticos que Siemens busca definir como “verdes” y “renovables”, siguieran implícitamente principios de respeto y compromiso con la sostenibilidad. Esta propaganda engañosa no hace más que esconder acciones que siguen el patrón de las grandes empresas extractivistas y lógicas neoliberales. Pero, además, sus operaciones en los territorios ocupado del Sáhara Occidental son contrarios a la legalidad internacional y contribuyen al saqueo de sus recursos naturales.

La responsabilidad sobre la situación en el Sahara Occidental recae sobre múltiples actores. Empresas están obligadas también al respeto del derecho internacional en general y los derechos humanos en particular. En este sentido, Siemens Gamesa debería detener inmediatamente sus operaciones en los territorios del Sáhara Occidental y establecer mecanismos efectivos de debida diligencia para prevenir vulneraciones de derechos humanos en zonas bajo ocupación y conflicto armado.

Referencias bibliográficas

Álvarez, Fito, “El expolio de los recursos naturales del Sahara Occidental”, Faro de Vigo 08/07/2015. En línea: https://www.farodevigo.es/cartas/2015/07/08/expolio-recursos-naturales-sahara-occidental/1274044.html (Acceso 11/08/2019)

Business and Human Rights Resource Centre. En línea: https://www.business-humanrights.org/en/siemens

Codina, Edgar., & Daza, Felip (2019) “La dimensión legal de la ocupación del Sáhara occidental y sus recursos naturales”

Fernandez Scola, Carlos (2012). ICEX España Exportación e Inversiones “El sector de las energias renovables en Marruecos”.

Ferreiro, Aida (2017). ICEX España Exportación e Inversiones “Estudio de mercado. El mercado de las energías renovables en Marruecos 2017”.

ODHE (2018), “El sector de las energías renovables”. En línea: http://www.odhe.cat/es/informe-el-sector-de-las-energias-renovables/

Power Technology (2018) “How Morocco is pioneering renewable energy integration”. En línea: https://www.power-technology.com/comment/morocco-pioneering-renewable-energy-integration/ (Acceso 23/08/2019)

 

Wagner, Jan “Siemens facing scrutiny over Western Sahara wind project”, 16/04/2012. Responsible Investor.com. En línea: https://www.responsible-investor.com/home/article/siemens_facing_scrutiny/ (Acceso 01/07/2019)

WSRW (2015) “Energía para el expolio. Lo que Marruecos y Siemens esconden en COP22, Marrakech””. En línea: https://wsrw.org/files/dated/2016-11-01/poweringplunder_esp_print.pdf

WSRW (2016) “ Energía para el expolio: lo que Marruecos y Siemens esconden en la COP22, Marrakech”. En línea: http://www.cadtm.org/Energia-para-el-expolio-lo-que (Acceso 19/08/2019)

[1] ICEX (2018), “Marruecos: La energía se renueva”. El exportador. En línea: www.icex.es/icex/es/Navegacion-zona-contacto/revista-el-exportador/mercados/REP2018781490.html (Acceso: 18/10/2019)

[2] Estos objetivos se vuelven más ambiciosos en 2015, en el marco de la Conferencia COP21 donde se subía la ratio de las energías renovables en 52% (20% solar, 20% eólica y 12% hidráulica).

[3] El programa, dirigido por la Agencia de energía sostenible de Marruecos (MASEN), consistía en desplegar una potencia instalada de 2.000 megabytes (MW) de aquí a 2020, dotando a una superficie de 10.000 hectáreas de tecnologías solares fotovoltaicas y térmicas.

[4]Agencia Marroquí de Desarrollo e Inversiones. En línea: www.invest.gov.ma/?Id=67&lang=es&RefCat=3&Ref=146 (Acceso 10/08/2019)

[5] Ver información corporativa de la empresa: www.siemens.com/press/pool/de/homepage/Siemens-company-presentation.pdf

[6]Informe anual corporativo de Siemens Gamesa 2018. En línea: www.siemensgamesa.com/en-int/-/media/siemensgamesa/downloads/en/investors-and-shareholders/corporate-governance/annual-corporate-governance-report/20181123-informe-anual-de-gobierno-corporativo-2018-eng-def-completo.pdf?la=en-bz&hash=937E139737A1611B8304D0348338B310E7AEDC79 (Acceso 11/08/2019)

[7] La cadena de intereses políticos y económicos entre Nareva, SNI, la ONEE y el reino de Marruecos se hace visible con la adjudicación de las licitaciones en el sector de la energía. Desde su creación en 2006, la empresa Nareva ha ganado casi todos los contratos lanzados por la ONEE. Esta empresa, es una filial del grupo empresarial SNI que es a la vez propiedad del reino de Marruecos. Para más información ver: www.orientxxi.info/magazine/maroc-les-rayons-tres-argentes-du-roi-soleil,1276

[8] ONEE comprará toda la energía generada en estas 5 plantas eólicas por un contrato de 20 años.

[9] Carta de la empresa Siemens Gamesa. En Línea: www.wsrw.org/files/dated/2018-12-04/2018.11.16_siemensgamesa-wsrw.pdf (Acceso 22/08/2019)

[10] La electricidad generada en este parque se utiliza para la mina PhosBucraa en la extracción del fosfato, su transporte y la desalinización del agua del mar. La empresa estatal marroquí OCP (Office Chérifien des Phosphates) es la encargada de las actividades de dicha mina.

[11] Base de datos sobre la energía eólica en el mundo. En línea: www.thewindpower.net/ (Acceso 23/08/2019)

[12] Ver listado completo de resoluciones en: www.usc.es/es/institutos/ceso/res_onu_ag.html

[13] Codina, Edgar., & Daza, Felip. (2019) “La dimensión legal de la ocupación del Sáhara occidental y sus recursos naturales”

[14] Barranco, Fabiola. “Marruecos presume en la cumbre del clima de proyectos que explotan los recursos saharauis”. El Diario, 17/11/2016. En línea: www.eldiario.es/desalambre/Refugiados-saharauis-manifiestan-Siemens-Sahara_0_581292209.html (Acceso 15/08/2019)

[15]Carta de Siemens Gamesa en respuesta a la participación en el parque de Foum El Oued 12/04/2912: www.business-humanrights.org/sites/default/files/media/documents/siemens-response-re-foum-el-oued-2-apr-2012.pdf

[16] Carta de Siemens Gamesa 12/04/2018: www.wsrw.org/files/dated/2018-12-04/2018.11.16_siemensgamesa-wsrw.pdf

[17] Siemens Sustainability Information 2018. En línea: www.s3-us-west-2.amazonaws.com/ungc-production/attachments/cop_2019/470959/original/Siemens_Sustainability_Information_2018.pdf?1548423748 (Acceso 02/09/2019)

[18] Siemens esta adherido al Pacto Mundial de las Naciones Unidas desde 2003 que defiende el principio de la protección de los Derechos Humanos Fundamentales reconocidos internacionalmente y a no ser cómplices en la vulneración de los derechos humanos. Para más información: www.unglobalcompact.org/participation/report/cop/create-and-submit/advanced/425086